PINTXOS-DONOSTIA 648

10 imprescindibles para saborear San Sebastián en su Semana Grande, y siempre. ¡Aúpa los sentidos!

Posiblemente San Sebastián sea la ciudad en España con mayor concentración de extraordinarios fogones por metro cuadrado y locales para el deleite más hedonista, con un capítulo muy especial reservado a un manjar incuestionable: sus célebres pintxos, en los que tradición y modernidad se dan la mano.

Aquí tienes nuestros 10 imprescindibles para entregarte con pasión desde el primer bocado a una apetitosa ruta gastronómica por el centro de San Sebastián.

1. Bar Néstor

Todo un clásico del casco viejo donostiarra, Néstor es célebre por su esponjosa tortilla de patata de la que solo ofrecen dos al día, una por la mañana a las 13.00h y otra a las 20.00h. Por tanto, si quieres degustar una de sus 16 raciones de tortilla, no dudes en ir mucho antes y hacer la consabida reserva. También tus papilas gustativas se emocionarán con su deliciosa ensalada de tomate y la excepcional txuleta de vaca vieja preparada en su punto justo.


2. Restaurante Gandarias

Local emblemático de la calle 31 de Agosto, reconocido también por su tierna txuleta de vaca vieja (en torno al kilo y cuarto, por lo que da perfectamente para dos personas). Para abrir boca nada mejor que una ración de piparras (guindillas) fritas, anchoas artesanales y hongos a la plancha. Eso sí, haz todo lo posible por degustar estos auténticos platos donostiarras en su acogedor comedor con muros de piedra y azulejos.


3. A fuego negro

En la misma calle 31 de Agosto, Edorta Lamo y su hermana Amaia García de Albizu llevan una década reinterpretando de una forma muy personal el pintxo de Donostia. Tan personal como su ‘Risotto’ crujiente ‘txuri-black’ de oveja & ‘txipirón’, la ensalada de Espinaca verde, roja, cebolla & queso feta, y el ‘Txangurro’ con aguacate, y regaliz, todos creados en 2006; el ‘Sandwitx’ helado de maíz & txokolate y el Pulpo a la parrilla, manzana verde, patata violeta & aire ‘gorri’ (de 2007); las ‘Black’ rabas (2011); junto a creaciones más recientes como las Ortiguillas donostiarras con ‘letxe’ de tigre o el Atún, con sandía y alga wakame.


4. Bar Sport

Sin salir del casco viejo localizarás otro imprescindible en la calle Fermín Calbetón. Aunque solo sea por tomar su impresionante pintxo de foie hecho a la plancha, sobre una crujiente rebanada de pan y unas poquitas escamas de sal por encima. Su degustación vale por sí misma el viaje a San Sebastián. Tampoco se quedan atrás su crep de txangurro o el pintxo de bacalao.


5. Bar Txepetxa

Una institución para los amantes de las anchoas del Cantábrico. Anchoas ofrecidas con sabores tan variopintos como: pasta de aceituna negra, jardinera (con pequeños trocitos de pimiento y cebolleta), crema de centollo, huevas de erizo de mar, foie y compota de manzana… hasta 12 espectaculares variantes de pintxos elaborados con esta indiscutible reina del salazón. ¡Ojo! Vas a querer probarlos todos.

6. Bodega Donostiarra
En el siempre carismático barrio de Gros, concretamente en la calle Peña y Goñi, los pintxos de la Bodega Donostiarra basados en salazones y conservas reclaman un parada más que obligatoria. En su top ten, su infalible Indurain, creado en honor al gran campeón ciclista, que consiste en un suculento taco de bonito con piparras, anchoas y cebolleta, además de su ‘Plataforma jamón’, con patata, huevo, jamón y mahonesa o su ‘Plataforma bonito’, con patata, huevo, bonito, anchoa y mahonesa.

7. Mercado de La Bretxa

Emplazado en la planta baja del centro comercial homónimo, el Mercado de La Bretxa es todo un espectáculo en materia de frutas, verduras, charcutería, quesos, carnicerías y sobre todo pescaderías, con sus espectaculares kokotxas de merluza o bacalao, cabracho, rape, exultantes mariscos… En el exterior, encontrarás puestos con una atractiva oferta procedente de los propios caseríos recién cogidos de la huerta, donde podrás adquirir jugosos tomates del País, sabrosos espárragos, tiernos guisantes en bolsa, frescas piparras, quesos de Idiazábal hechos por un pastor… para llevarte a casa.


8. Pastelería Barrenetxe

La familia Barrenetxe está vinculada al mundo de la panadería, confitería y chocolatería desde 1699. Su tienda principal está ubicada en los soportales de la bellísima Plaza Gipuzkoa, justo enfrente del Palacio de la Diputación Foral, en la que podrás probar sus irresistibles y exclusivos ‘txintxorros’ –bizcochos de almendras elaborados con naranja confitada y una fina capa de crocante de almendra–, así como sus tejas, ‘cigarrillos’ y frutas confitadas, y por supuesto las pantxinetas, postre típico del País Vasco elaborado con una masa de hojaldre con almendras y relleno de crema y decorado con azúcar glasé.

9. Terraza del Hotel de Londres y de Inglaterra

Excepcional enclave del Hotel de Londres y de Inglaterra para contemplar con una copa en la mano otra de las joyas de esta cautivadora ciudad: la puesta de sol en plena bahía de La Concha. Desde su construcción en 1865, su esmerado servicio así como su emplazamiento privilegiado, hicieron que clientes tan ilustres como Henri Marie de Toulouse-Lautrec, la archiduquesa Isabel de Austria o la célebre espía Mata Hari se hospedaran en este pequeño pero selecto universo.

10. Museo del Whisky

Su apabullante carta de whiskies (aproximadamente 200) y colección de este destilado, una de las más relevantes del mundo por atesorar 3.400 botellas diferentes, originales de Escocia, Japón, Estados Unidos, Canadá, Venezuela, Argentina, México, España, Uruguay, Kenia, Malawi…, convierten este local en un curioso bar-museo, en el que su propietario Paul Bordonaba oficia de perfecto anfitrión. No dudes en seguir sus sugerencias cocteleras con o sin alcohol. Nunca te defraudará, y también ofrece música en vivo por las noches en el Infierno, la planta inferior.

 

 

FUENTE: Comer beber dormir

Comments are closed.