Es una de las frutas con menos calorías y con gran aporte de vitamina C. Cuatro beneficios de incorporar este cítrico a la dieta

pomelo

Lo dos litros de agua por día, las horas de sueño necesarias y la actividad física en forma rutinaria son algunos de los complementos fundamentales con los que la alimentación se dispone a transitar un camino exitoso. En ella, los alimentos y las comidas tienen un protagonismo extremo, en donde las frutas adoptan un rol fundamental.

El pomelo es uno de ellos. Fruto cítrico, se caracteriza por su pulpa rosada y su sabor ácido y amargo. Su consumo habitual puede llegar a ser sumamente beneficioso para el organismo, ya que tiene un alto contenido de antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento prematuro. Su bajo nivel de azúcar es sinónimo de la capacidad que tiene el pomelo para acelerar el metabolismo.

“Es una excelente fruta que todas las personas deberían incluir en el consumo diario. Se caracteriza por aportar -en una unidad mediana- 49 calorías e importantes cantidades de vitamina C”, explicó la nutricionista Antonela de Lamo (MN 8.226), quien aseguró que “la ingesta de uno diario mejora la resistencia a la insulina, sumamente importante para la prevención de patologías como la diabetes”.

Por esta y otras propiedades es una de las mejores frutas para incluir en una dieta. Si bien es un alimento poco utilizado y sustituido, en muchas ocasiones, por la naranja, que tiene una mejor recepción a la hora de ser utilizada en jugos exprimidos. Sin embargo, el pomelo es uno de los cítricos más nobles y saludables, aportando solo 49 calorías por medida.

Según la nutricionista, el pomelo “contribuye a la producción de colágeno, favoreciendo a la firmeza de la piel, mejorando la absorción del hierro, actuando como un antioxidante natural e importante en la prevención de síntomas anémicos. “Es sumamente recomendable para los deportistas, ya que contribuye a reducir el daño muscular generado después del ejercicio. Además, su consumo habitual disminuye el riesgo de contraer enfermedades infecciosas respiratorias”, continuó la de Lamo.

Cuatro beneficios del pomelo

El pomelo se caracteriza por ser una fruta capaz de eliminar toxinas, a la par de aportar una gran cantidad de vitaminas. A la hora de aumentar las defensas en el organismo, es ideal. Entre sus nutrientes, se destacan el potasio, calcio, fósforo y magnesio.

Protege el corazón: Un pomelo por día reduce un 15 por ciento los niveles de colesterol malo en la sangre y 27 por ciento los triglicéridos, logrando prevenir enfermedades cardiovasculares. También ayuda a reforzar los capilares sanguíneos, mejorando la elasticidad de las arterias.

El pomelo tiene solo 49 calorías por medida (Shutterstock)

El pomelo tiene solo 49 calorías por medida (Shutterstock)

Acelera el metabolismo: Las personas que comen la mitad de un pomelo antes de cada comida pueden llegar a perder peso después de un tiempo considerado. La fruta tiene compuestos que queman grasa y ayudan a la estabilización del azúcar en la sangre.

Reafirma la piel: Su alto contenido de vitamina C incrementa la producción de colágeno, lo que ayuda a mantener la piel en perfectas condiciones, libre de celulitis.

Suaviza la piel áspera: Su alto contenido de vitamina C ayuda a desvanecer las sombras de la piel ocasionadas por la producción excesiva de pigmento.

Comments are closed.