Los futuros de trigo finalizan la jornada en baja por mejoras en el clima estadounidense que siguen haciendo presión sobre los precios del cereal.

chicago

Hoy, el Commodity Weather Group informó que las lluvias durante los próximos 10 días impulsarán el crecimiento del trigo en las planicies y la parte suroeste del Medio Oeste de Estados Unidos.

El trigo cayó 0,94 por ciento y se ubicó en 154,60 dólares en la jornada de Chicago, mientras que los futuros de trigo duro rojo de invierno, que reflejan la variedad implantada en el estado de mayor producción -Kansas-, se debilitaron cerca de un 1,4 por ciento.

El maíz decreció 0,14 por ciento y anotó 140,05 dólares, en tanto que los futuros del grano terminan el día mixtos por coberturas de posiciones vendidas, con una leve baja para los futuros de posiciones más cercanas mientras que un fuerte ascenso al final de la sesión corrigió en parte la baja que obtuvo el contrato de mayo a lo largo del día.

De esta manera, la caída general en el maíz terminó revirtiéndose ya que algunos traders tomaron ganancias en posiciones cortas que habían tomado anteriormente.

Los datos de la Comisión de Futuros de Commodities de los Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés) divulgados este viernes mostraron que los fondos de inversión especulativos ampliaron su posición corta en maíz, situándola en el mayor guarismo en varios meses. Según la corredora INTL FCStone, “el informe de la CFTC había mostrado a los grandes fondos de especulación es una posición muy agresiva vendiendo maíz”.

La fuerte demanda de exportaciones de maíz estadounidense también brindó apoyo a los precios. El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) informó que 1,556 millones de toneladas de maíz estadounidense fueron inspeccionadas para su exportación en la semana que terminó el 23 de marzo, justo por encima del nivel más alto de estimaciones de analistas que de situaba entre 1,2 millones a 1,5 millones de toneladas.

Los futuros de soja en Chicago terminan el día en baja de 0,43 por ciento, tras anotar 356,97 dólares, continuando su abrupto descenso de estas últimas semanas y en particular del día viernes, jornada en la cual el contrato de mayo disminuyó más de 5,50 dólares por tonelada. Los factores bajistas siguen siendo los mismos: la voluminosa cosecha sudamericana que se cierne sobre los mercados y el aumento esperado en el área sembrada con la oleaginosa para esta próxima campaña en los Estados Unidos.

Los analistas esperan en promedio que la siembra de soja en los Estados Unidos asciendan a 35,7 millones de Has, aumentando casi 2 millones desde 2016. La siembra de maíz se pronostica en 36,81 M Has., abajo en más de 1,2 M Has.

Al parecer los datos de demanda externa del poroto desde China no alcanzan a compensar la sensación bajista que brindan los datos estimados de producción. El jueves por la tarde se conoció que China para el mes de febrero importó casi un 23% más de poroto de soja a igual mes del año pasado.

Estas cifras junto con las de enero brindan un buen ritmo de compras por parte del país asiático que según ciertos analistas continuaría durante los próximos meses. Si tomamos la información desglosada las compras con origen de los Estados Unidos llevan para los meses de enero y febrero un aumento de más del 31% con respecto al año pasado.

Comments are closed.