algas ok

Científicos de la Universidad de California San Diego y Sapphire Energy han completado con éxito el primer ensayo de campo al aire libre aprobado por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) para algas genéticamente modificadas (GM) para uso alimentario y de combustibles renovables.

En una serie de experimentos financiados por el Departamento de Energía de los Estados Unidos, los investigadores probaron una cepa de algas GM en estanques al aire libre bajo condiciones reales. Como se informó en la revista Algal Research, los investigadores concluyen que las algas genéticamente modificadas pueden ser cultivadas con éxito al aire libre, manteniendo los rasgos modificados, y lo que es más importante, sin afectar negativamente a las poblaciones de algas nativas.

“Del mismo modo que los expertos agrícolas han utilizado la ingeniería genética para producir cultivos alimentarios robustos que proporcionan seguridad alimentaria humana, este estudio es el primer paso para demostrar que podemos hacer lo mismo con algas genéticamente modificadas”, dijo Stephen Mayfield, profesor de Biología y un genetista de algas en UC San Diego.

Bajo supervisión de la EPA durante un experimento de 50 días, los científicos cultivaron cepas de algas Acutodesmus dimorphus, genéticamente modificadas con genes para la biosíntesis de ácidos grasos y la expresión de proteínas fluorescentes verdes, en paralelo con especies de algas no manipuladas. El ensayo de ambas cepas de algas en muestras de agua tomadas de cinco lagos regionales mostró niveles sorprendentemente similares de crecimiento en las pruebas y que la modificación genética no cambió el impacto de las cepas cultivadas en las comunidades de algas nativas.

“Este estudio mostró el marco para cómo este tipo de pruebas se pueden hacer en el futuro”, dijo el coautor del estudio Jonathan Shurin, un ecólogo en UC San Diego de la División de Ciencias Biológicas. “Si vamos a mantener nuestro nivel de vida en el futuro, vamos a necesitar alimentos y energía sostenibles, y maneras de hacerlo que no interrumpan el medio ambiente. La biología molecular y la biotecnología son herramientas poderosas para ayudarnos a lograrlo. Nuestro experimento fue un primer paso hacia una evaluación basada en pruebas de algas genéticamente modificadas y sus beneficios y riesgos ambientales”.

“El progreso realizado en el laboratorio significa poco si no se puede reproducir el fenotipo en un entorno de producción”, dijo Shawn Szyjka, autor principal del estudio, anteriormente de Sapphire Energy.

Las pruebas futuras incluirán tipos de genes adicionales en experimentos que duran varios meses, lo que permitirá a los investigadores evaluar aún más las influencias del clima, los cambios estacionales y otros factores ambientales.

“La biomasa de algas puede atender muchas necesidades que son claves para un futuro sostenible”, dijo Mayfield, director del Centro de Biotecnología de Algas de California y la iniciativa Alimentos y Combustible para el Siglo XXI. “Este es el primero de muchos estudios que prueban esta tecnología en entornos de campo”

Fuente: http://ucsdnews.ucsd.edu/pressrelease/first_epa_approved_outdoor_field_trial_for_genetically_engineered_algae

Estudio: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2211926417300024

Comments are closed.